Sociedad Española de Agricultura Ecológica | Agroecología - SEAE
Hazte socio/aContacto

16 de septiembre: Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono

El Protocolo de Montreal El agotamiento de la capa de ozono por los clorofluorocarbonos (CFC) y otras sustancias fue uno […]


El Protocolo de Montreal

El agotamiento de la capa de ozono por los clorofluorocarbonos (CFC) y otras sustancias fue uno de los problemas medioambientales más urgentes de la década de 1980. El Día Internacional de la Protección de la Capa de Ozono conmemora la firma del Protocolo de Montreal el 16 de septiembre de 1987. El acuerdo entró en vigor en enero de 1989. Los estados firmantes se comprometieron a reducir y finalmente eliminar las emisiones de sustancias químicas que contienen cloro y bromo y que destruyen el ozono en la estratosfera. El Protocolo de Montreal ha sido ratificado por todos los Estados y en las Conferencias anuales de Partes se discuten los avances de las medidas acordadas y el desarrollo posterior del Protocolo de Montreal.

La aplicación mundial del Protocolo de Montreal se considera un éxito. Las mediciones de ozono y los datos de los satélites muestran que se ha detenido el descenso del ozono y que la densidad del ozono vuelve a tener una tendencia al alza desde principios del milenio, aunque se observan fuertes fluctuaciones anuales. Éstas se deben al exceso de CFC que aún queda en la atmósfera, lo que puede provocar niveles bajos de ozono en algunos años. No se espera una densidad de ozono como la de los años 60 hasta la segunda mitad de este siglo, como muy pronto, porque la regeneración de la capa de ozono es lenta debido a la larga vida útil de los CFC.

 width=

Ilustración de la concentración de ozono sobre la Antártida, agosto de 2022 © NASA Ozone Watch.

El reto del cambio climático: la enmienda de Kigali

El Protocolo de Montreal inició la eliminación mundial de la producción y el uso de CFC. En la actualidad, la eliminación de los CFC y de sus sucesores, los hidroclorofluorocarbonos (HCFC), ha concluido en gran medida. Sin embargo, los hidrocarburos parcialmente fluorados (HFC) introducidos como sustitutos contribuyen significativamente al cambio climático debido a su alto potencial de calentamiento global. Entre otras cosas, se siguen utilizando hoy en día como refrigerantes en la tecnología de aire acondicionado y refrigeración.

En respuesta al fuerte aumento del consumo de HFC como sustitutos de los CFC, estos se incluyeron como un nuevo grupo de sustancias en el Protocolo de Montreal en la 28ª Conferencia de las Partes celebrada en Kigali en 2016. Para 2047, su cantidad debe reducirse a un 15-20% de los niveles de referencia. Se calcula que la plena aplicación de la Enmienda de Kigali evitará entre 0,2 °C y 0,4 °C de calentamiento global adicional para finales de siglo.

El reto es grande: un estudio reciente de la Coalición por el Clima y el Aire Limpio sobre las repercusiones del uso de los HFC en los países del artículo 5 ilustra la importancia de la Enmienda de Kigali: si no se toman medidas, se prevé que las emisiones se dupliquen de 1.001 Mt de CO2eq en 2020 a 2.367 Mt de CO2eq en 2032 y hasta 4.853 Mt de CO2eq en 2050. En cambio, la aplicación estricta de los calendarios de Kigali reduciría el consumo a 319 Mt de CO2eq en 2050. El estudio parte de la base de que el 56,4% del consumo de HFC se produce en el sector de la refrigeración. Sin embargo, el estudio es crítico con la consecución de los objetivos para muchos países si no se adoptan inmediatamente medidas estrictas para reducir el consumo de HFC.

El futuro está en los refrigerantes naturales:

Ya existen alternativas al uso de los HFC respetuosas con el medio ambiente y el clima. Existen soluciones técnicas probadas en todos los ámbitos importantes de aplicación. Los refrigerantes naturales como el amoníaco, el agua, el CO2 y los hidrocarburos tienen un bajo potencial de calentamiento global y pueden utilizarse como sustitutos de los HFC. Las unidades y sistemas que utilizan estos refrigerantes han demostrado su eficacia en la práctica y se caracterizan por una eficiencia energética comparable o superior a la de las unidades y sistemas con HFC. El mercado sigue evolucionando. Así que, a pesar de los importantes retos, ¡el cambio es posible!  El Protocolo de Montreal, con sus sistemas de control y financiación establecidos, es un instrumento eficaz para aplicar medidas climáticas, como ha demostrado el éxito en la protección de la capa de ozono.

Para promover el cambio a los refrigerantes naturales en el pequeño comercio de alimentos en Europa, el proyecto RefNat4LIFE, financiado por la UE, reúne a operadores de plantas y representantes del sector de la refrigeración y el aire acondicionado. Una amplia gama de ofertas de información y formación gratuitas apoyan a los operadores de plantas y empresas especializadas en su decisión de utilizar refrigerantes naturales.

Encontrarás más información sobre el proyecto RefNat4LIFE y nuestros cursos gratuitos en línea, ejemplos prácticos y bases de datos de cursos de formación en www.refnat4life.eu

Novedades

03/01/2024
Abierto el plazo para el envío de comunicaciones científicas o experienciales sobre producción ecológica y agroecología que serán presentadas del […]
10/01/2024
AGROECOLOGY Partnership ("Asociación europea para acelerar la transición de los sistemas agrarios: laboratorios vivos de agroecología e infraestructuras de investigación"*) […]
17/01/2024
“Cultivando la transición agroecológica en el Mar Menor a través de buenas prácticas agrarias en producción ecológica para la restauración […]
1 2 3 10

Agenda

cross linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram